La Familia Mumin

Cuando era pequeña tenía un cuento ma-ra-vi-llo-so…

No era nuevo, pertenecía a la familia con la que trabajaba mi abuela. Supongo que en una de sus muchas mudanzas, o sencillamente porque se cansaron del libro, lo empaquetaron junto a otros y me lo dieron. Gracias a esto solían llegar a mi casa libros menos habituales. Por alguna razón me enamoré de ese cuento, me lo apropié y guardé posesivamente en mi habitación; era mío y formaba parte de mi universo. El cuento relataba las aventuras de unos personajes fantásticos y a través de sus historias yo reía, lloraba, sentía miedo o incertidumbre: el protagonista de todas las aventuras, Muumipeikko, desde luego era valiente. Tenía también ilustraciones, dibujos sólo en blanco y negro ¡pero tremendamente expresivos! que me permitían conocer a los personajes, sentirlos cercanos y vivirlos de forma real. Era una familia “variopinta”, con amigos más “variopintos” aún; y todos ellos eran raros, desde luego, aunque nunca me lo parecieron cuando yo era pequeña.
Ahora sé que “raro” es un concepto “adulto” que empieza a forjarse cuando dejamos la infancia atrás.
En algún momento trasladé el libro del frente de la estantería al fondo de un cajón con la etiqueta de “PASADO”, y lo guardé durante años como un recuerdo de mi más tierna infancia. No supe lo que tenía entre manos con este ajado libro hasta mucho tiempo después: era la primera edición traducida al castellano de LA FAMILIA MUMIN.
 Errepila_Mumin-1
Tove Jansson (1914-2001) fue escritora, ilustradora, historietista y pintora finlandesa; En 1966 Obtuvo el Premio Hans Christian Andersen de literatura infantil por el conjunto de su obra. Los Mumin fueron creados en 1939, se publicaron por primera vez en 1945, y en 1954 había tiras en el Evening News de Londres que se tradujeron en 20 idiomas, hasta 1974. ¡Yo aún no había nacido! Con el tiempo se convirtieron en superventas e icono de la cultura de Finlandia en el mundo entero, y hoy siguen ocupando un lugar especial en el imaginario de muchos adultos remitiéndonos a nuestra infancia.
Nuestro imaginario particular se construye a lo largo del tiempo con referencias que en algún momento capturan nuestra atención a través de las emociones. Negar éstas y pretender que las decisiones son eminentemente racionales es una premisa errónea y sesgada. Influencias variopintas emergen de nuestro inconsciente para tomar forma en nuestros gustos y elecciones.
Mucho tiempo y algunas mudanzas después este cuento ha regresado a un espacio privilegiado en mi biblioteca particular, desde la que observo sorprendida cómo estos personajes y su filosofía han trascendido en mi “vida adulta”: personajes buenos, curiosos y valientes hay pocos, pero cuando aparecen… la vida es pura magia.
Si quieres saber más sobre Tove Jansson y la familia Mumin te dejo el enlace a un documental de la BBC:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies