SCARPIA XIII
[Jornadas de intervención artística]

A nivel personal y profesional viajar me alimenta, me resulta estimulante y motivador. Así que todos los años aprovecho alguna de las buenas excusas que hay a lo largo y ancho del país, para salir a recorrer otras plazas y conocer a locos compañeros con los que, de alguna forma, comparto la insoportable levedad del ser creativo.

Hace tiempo que sigo la pista a Scarpia, unas Jornadas de Arte que se celebran anualmente en El Carpio pequeña localidad cordobesa que en verano ve alterada su tranquilidad, por el aire raro y fresco de este proyecto. Y que se autodefine como: un proyecto artístico que persigue analizar y poner en práctica enseñanzas y experiencias relacionadas con el arte conocido como de puertas para afuera (arte públicoparticipativo, arte social, proyectos de intervención en la naturaleza) generando unas jornadas que fomentan iniciativas y creaciones en estas disciplinas”. 

Aunque a estas alturas, y con trece ediciones celebradas, hace tiempo que dejaron de ser una “iniciativa” para afirmarse como un proyecto artístico consolidado. Y los participantes que llegamos desde Galicia, Gerona o Madrid somos buena prueba de ello.

Paisanaje. Con Taller de Casquería.
Paisanaje. Con Taller de Casquería.

XIII Jornadas de intervención artística en el entorno natural y urbano.
Del 8 al 19 de julio 2014 / El Carpio (Córdoba)

Este año finalmente asistí y participé en el workshop que dirigía Taller de Casquería. Sobre este colectivo de arquitectos afincado en Madrid solo puedo decir cosas buenas y bonitas. Y para muestra su propio trabajo que tiene una fuerte base conceptual, cultural e intelectual, y una alta y bellísima carga estética. Es la suya una mirada personal, subjetiva, libre de prejuicios, abierta y generosa; desde la que revisan el concepto de arquitectura y la relación de los espacios con los ciudadanos. Desde ahí nos movilizan —espectadores acomodados— sacándonos del lugar común, para adentrarnos en territorios fronterizos donde todo está por decir.

De estos días con Scarpia y Taller de Casquería me vuelvo con estímulos y pequeños inputs que me ayudan a articular(me), bombillitas que conectan con mi propio discurso, me completan, complementan y enriquecen. Creo que la potencia de las Jornadas se deriva de dos elementos clave. En primer lugar, el criterio de quien idea y fecunda —junto al equipo en retaguardia que lo articula—. En segundo lugar, la fuerte base conceptual e intelectual de las propuestas y los profesores invitados. Y es que seguimos necesitando vanguardia, propuestas e iniciativas que nos ayuden a pensar “out of the box”, y Scarpia acertadamente contribuye a ello.

Vale que no hay microclima en El Carpio y que Córdoba en Julio es para valientes, pero acaso sea esta la prueba de amor verdadero. Desde luego los participantes repiten; por algo será. Y yo, en verdad os digo, que Scarpia Jornadas de Arte merece la pena.

Imagen de El Carpio en noche de luna superllena
El Carpio. Noche de luna superllena. Julio 2014.

SCARPIA XIII

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies